Or Teshuva
  6. El espíritu de navidad y sus acompañantes
 

Estudio 6
El espíritu de la navidad y otras cositas que le acompañan

Introducción:
Dicen los esotéricos y cabalistas paganos que: Es el día 21 de diciembre, entre las 10 y las 12 de la noche.   Entre estas horas es cuando desciende sobre la Tierra El Espíritu de la Navidad.   Basta con leer esta declaración para saber que este espíritu no es el Espíritu Santo, pues este descendió en una fiesta de Shavuot en Jerusalén y permanece con nosotros.     Basta con leer esta expresión la cual no tiene sustento bíblico para saber que el “espíritu de la navidad” no es enviado por El Eterno; basta con leer esta expresión y escuchar al Apóstol Pablo decir:
-          Porque no tenemos lucha contra carne ni sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
 
1.- El espíritu de la navidad
Hemos hablado en otros temas sobre el origen de la navidad, la imagen del santo patrono san Nicolás llamado santa clos, hemos expuesto a la luz de las Escrituras “El árbol frondoso” de la prostitución moral y espiritual de Israel en tiempo pasado y hoy de la iglesia; que decir del famoso “espíritu de la navidad” por encima de cualquier nostalgia más o menos agradable, así como de cualquier dechado de buenas intenciones que siempre las habrá sin duda, en este artículo me gustaría hacer un especial énfasis en un aspecto muy oscuro, desconocido para muchos, y que sin embargo, tiene una importancia grande en el mundo de lo invisible, y que trasciende a lo meramente ornamental, tradicional, familiar, festivo, emotivo, especulativo, incluso religioso.   Me estoy refiriendo al “espíritu de la Navidad” que para esta temporada se “apodera” de muchos creyentes y sobre todo de los paganos.
 
El auténtico “espíritu de la Navidad” nada tiene que ver con lo amable y agradable que tradicionalmente se ha entendido para estas señaladas fiestas, sino todo lo contrario.   Además, es mucho más siniestro de lo que muchos pudieran imaginar.   Satanás es un experto en la profanación, especialmente de todo aquello que pudiera tener, aunque de forma intuitiva, tintes de cristianismo.   Escribe así una autora investigadora del satanismo:   “Los satanistas profanan los días festivos cristianos.   En Navidad mayormente se sacrifican criaturas para ridiculizar a Yeshúa El Mesías”   De forma exacta a la anterior se refiere William Schnoebelen, ex satanista: “El clímax principal: El 24 de diciembre. Se requieren sacrificios humanos (varón o hembra cristiano de cualquier edad) 
 
Satanás, Di-s le reprenda, siempre intenta aprovecharse de cualquier cuestión de aparente inocencia, para volcar su torrente de maldad.   Eso incluye la propia Navidad.    De hecho la Navidad ha llegado a ser algo tan tremendamente ambiguo y difuminado, que si alguna vez tuvo algún mínimo sentido cristiano, prácticamente se perdió ya, y no obstante el enemigo se sigue aprovechando de cualquier evocación acerca del nacimiento del Salvador, para levantar un poder maligno contra todos los hombres, y especialmente los cristianos.   Eso lo hace con su “espíritu de la Navidad”.   El llamado “espíritu de la Navidad” proviene de una leyenda nórdica, que ha llegado a nosotros en forma multi-versionada, y que a través de la Nueva Era y del ocultismo en general, se ha ido afincando en muchos lugares, suplantando con una increíble sutileza el sentido tradicional de la Navidad.   Hasta tiene su momento concreto del año para descender:   “La celebración de la llegada del Espíritu de la Navidad es una tradición de origen nórdico, que paulatinamente se introdujo en el mundo hispano.   Esta festividad toma la fecha del 21 de diciembre, día en que la Tierra entra en el Solsticio de Invierno, es decir, cuando el planeta se encuentra en el punto más lejano de su órbita respecto al sol; es la ocasión propicia para que, entre las diez y unos minutos pasada la medianoche (según el año) el Espíritu de la Navidad baje a la tierra y visite a los hombres de buena voluntad
 
Esa leyenda enseña que ese espíritu llega a la tierra en un momento dado, dicen que producto del fenómeno cósmico conocido como Solsticio de Invierno, con la aparente misión de traer al plano natural o físico, todo aquello que deseamos.   Es el hombre de “buena voluntad” que puede obtener todo lo que desee por entender merecerlo, y que la “Providencia” siempre se lo concederá. Prestemos atención al carácter eminentemente esotérico que tiene esto, y que parte de posicionamientos absolutamente ocultistas.   Es la misma terminología que emplean algunos maestros presuntamente cristianos cuando enseñan sobre la visualización, y la falsa fe.   Veamos la siguiente cita de César Castellanos fundador dentro del protestantismo del falso movimiento G12:   Todo lo que desees en el plano natural, conquístalo en la dimensión espiritual a través de la fe y quedarás asombrado de todo lo que podrás lograr”(énfasis nuestro)   Esa es la perfecta excusa del diablo para que la gente invoque un falso espíritu, para así lograr obtener de la “dimensión espiritual” lo que se desea.   No es más que brujería.   Además, este posicionamiento alienta la autosuficiencia del individuo, es decir, le lleva a centrarse en sí mismo y no en el verdadero Di-s y en Su voluntad.

Insistimos en el punto de que para Satanás el asunto de la Navidad, es una perfecta excusa para introducir el concepto absolutamente ocultista, pagano y destructivo del llamado “
espíritu de la Navidad”, el cual jamás ningún verdadero hijo de Di-s debería invocar o desear en modo alguno.   Fiel en su obra de pervertir, profanar y deshonrar todo lo bueno, Satanás ha levantado todo un ejército de hombres y mujeres suyos, que durante los meses de noviembre y  diciembre, a través del ocultismo, la metafísica, meditación orientalista, el efectuar rezos, conjuros, y hasta sacrificios de animales y de humanos, todo encuadrado en el satanismo y en la llamada Nueva Era ocultista, está levantando un espíritu satánico muy poderoso, una unión de demonios, dirigida principalmente a los niños y a los adolescentes, y también a toda la humanidad.     A esa tarea hecha a conciencia por los servidores del diablo, se le une la ingenua e ignorante de todos aquéllos, millones, que en cualquier lugar del mundo invocan al mismo espíritu, al cual llaman por nombre: “espíritu de la Navidad”, que es extremadamente promovido, publicitado e invocado, y al cual se le piden regalos y los mejores deseos para todos en esa época.    Los demonios tienen vía libre para efectuar mucha maldad, disfrazados de espíritus de luz y bondad.

El “
espíritu de la Navidad”, absolutamente NADA tiene que ver con el nacimiento de nuestro Adón Yeshúa El Mesías.   ¡No! El “espíritu de la Navidad”, invocado y deseado por tantos, no proviene de Di-s sino del enemigo.   No se encuentra en las Sagradas Escrituras, y es una forma más de seducir, confundir y destruir a las gentes, especialmente dirigido a los más inocentes.   Nótese que es un espíritu.   Un espíritu, es un ente personal, aunque invisible.   O es de Di-s, o es del diablo.    El “espíritu de la Navidad”, y así se le llama, no es de Di-s.   No es el bendito Espíritu Santo, ni tampoco son los verdaderos santos ángeles del Altísimo pues si así fuera entonces veríamos a los inconfesos y paganos, a los profanos e irreverentes caer constreñidos por su pecado, lamentablemente se apodera aún de los así llamados “libertados por Cristo”   Cierto expositor en su artículo “el espíritu de la Navidad”, escribe lo siguiente:   “El espíritu de la Navidad es concebido no como una persona de carne y hueso, a pesar de que la leyenda así lo describe, sino más bien como una energía que viene desde del centro de nuestro sistema estelar y que llega año tras año para repartir, más que cosas materiales, aquello de lo cual los seres humanos no pueden prescindir: paz, amor, armonía y alegría”   Una energía espiritual proveniente de las regiones celestes: Son demonios.   Es un espíritu que busca el tomar el lugar de El Mesías, porque sólo Él puede traer al ser humano la verdadera paz, el amor de Di-s y el gozo del Espíritu Santo.   Por lo tanto, es un espíritu anticristo.  
 
Entonces, ¿qué es el “espíritu de la Navidad” en realidad?: Es una amalgama de millones de demonios que son conjurados en esta época específica del año, y actúan todos a una desde los aires y desde cualquier rincón del planeta con una misma meta, la cual está formada por diferentes objetivos que se complementan entre sí.    En esta época del año, el maligno envía a tierra gran cantidad de sus huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6: 12), multitud de legiones de demonios a la tierra, llamándoles el “espíritu de la Navidad”.   En cuanto a traer la falsa unidad entre los hombres, y la auto exaltación del individuo, en este sentido, prestemos atención a un destacado autor de la Nueva Era, el músico y metafísico venezolano Rubén Cendeño, que anima a sus lectores a repetir un rezo todos los días, invocando al “espíritu de la Navidad”:
Oración al espíritu de la navidad:
- Yo soy invocando a la divina presencia de Dios en mi, al amado maestro Jesús, a la madre María y al Espíritu de la Navidad, al amado San Nicolás y a todos los seres de luz, trabajando en el campo de la fuerza de la navidad.   Para que en armonía para todo el mundo bajo la gracia y de manera perfecta se realice en mi...(decir un deseo) ... Graciar Padre porque ya me distes este regalo, para hacerme feliz a mi y a todos los demás.
Nótese que el autor utiliza una terminología que presenta como cristiana, pero absolutamente errada y pervertida, donde   el individuo que eleva el rezo se hace llamar “
Yo Soy”, término que sólo le corresponde al verdadero Di-s, por lo tanto, endiosándose.    Nótese también que la petición hasta parece recta.  Nos habla de armonía, de paz, de la gracia; nos habla de fe en que se cumplirá la petición, pero todo no es más que un fraude espiritual que deviene en atadura para todo aquel que lo cree y lo realiza.   Y nótese también que machaconamente, hay que leerla diariamente (para que no se le olvide a la Providencia), y luego, como se hace en los Encuentros del G12 con las “hojas clínicas”, hay que quemarla, como es que el así llamado cristianismo sigue adoptando costumbres paganas como lo hacen las iglesias que entran al G12.    Cada vez que alguien celebra, desea y bendice con el “espíritu de la Navidad”, aunque lo haga con sus mejores deseos e intenciones, está de hecho invocando a legiones de demonios que no dudarán en actuar hasta donde Di-s les permita hacerlo, y no respetarán si es usted cristiano de veras, porque la ignorancia no nos exime de responsabilidad.   ¡Cuántas veces leemos o escuchamos a alguien diciendo algo así como: <<¡Y que el espíritu de la Navidad les traiga felicidad y amor en estas fiestas tan señaladas!>>. Esa es una invocación al espíritu inmundo aludido, aunque no se entienda que realmente es un espíritucomo tal.
2.- La Canción Noche de Paz
La canción navideña mas popular: Stille Nacht (Noche de Paz), Fue cantada por primera vez en la Misa de Nochebuena del año 1818 en la iglesia de San Nicolás de Oberndorf, una pequeña aldea a 10 km. al norte de Salzburgo (Austria).   La creación surgió a partir de la idea de componer una canción para la Navidad para ser ejecutada en la Iglesia del pueblo el día de la Fiesta.    El autor de la letra fue el Padre Joseph Mohr, coadjutor de la iglesia de San Nicolás entre los años 1817 y 1819, y la música se debe al Profesor Franz Xaver Gruber, maestro de escuela en el pueblo de Armsdorf y organista de la iglesia de San Nicolás.    La noche del 24 de diciembre de 1818, "Noche de Paz" se interpretaba por primera vez. El Padre Mohr canto como tenor y acompañó con guitarra, Gruber en la voz de bajo, mientras que el coro hacia el "ritornello" de los dos últimos versos. La partitura definitiva de Gruber data del año 1855 y fue compuesta para soprano y contralto con un "silencioso acompañamiento de órgano".   El texto autógrafo se encuentra el Museo "Carolino Augusteum" de Salzburgo.
 
Con lo ya leído hemos de haber entendido que la canción “noche de paz” fue creada para ser entonada al “niño Jesús” un ídolo mas de la iglesia, ¿ahora deberían los cristianos evangélicos entonar dicha canción?   Es muy común escuchar a todos los teólogos protestantes acusar a la iglesia católica de ser la babilonia espiritual, entonces ¿Por qué cantan sus canciones? Noche de paz fue creada por un sacerdote católico para la imagen venerada en ese día llamada: El Niño Di-s.   Bien deberíamos imitar el ejemplo de aquellos judíos de la diáspora que se negaron a cantar para el gusto de los babilónicos, así deberíamos responder en negarnos a cantar aquello que proviene de babilonia:
-          ¿Cómo cantaremos cantico de YAHWÉH en tierra de extraños? (Salmo 137:4)
 
A fines del siglo XIX, el templo de San Nicolás sufrió un terrible incendio dejándolo en un estado tan precario que se hizo necesario demolerlo en 1906 por razones de seguridad.    En el mismo sitio donde se encontraba la antigua iglesia se levanto en una pequeña capilla conmemorativa del Stille Nacht inaugurada el 15 de agosto de 1937 para recordar el lugar en donde se canto la celebre canción navideña y en honor de sus autores.    La capilla, de dimensiones modestas, es de planta octogonal con una cúpula como techo.   En su interior, sobre el altar adosado a la pared se levanta un hermoso retablo de madera tallada policromada que recuerdan misterios de la vida de Cristo.    El panel mayor del retablo, ubicado en la parte superior y que abarca los dos tercios de la altura total, esta dedicado a la Natividad.   Tres paneles inferiores registran La Adoración de los Magos, La huida a Egipto, y entre ambos la Crucifixión.  En los dos únicos ventanales de los lados de la capilla, se encuentran dos vitrales con los retratos de los autores, el Padre Mohr y el Profesor Gruber.  
Todas las Nochebuenas la capilla, emplazada en un sugestivo jardín poblado de abetos que lucen un espeso manto de nieve, es engalanada e iluminada especialmente, teniendo lugar allí las celebraciones navideñas con gran participación de feligreses, muchos de ellos vestidos con sus trajes tradicionales.    
 
3.- Las coronas de navidad
En cuantas puertas de hogares, incluso de cristianos no se coloca una corona de acebo. ¿De dónde viene esa tradición? El contexto es absolutamente pagano.   El acebo sustituye al muérdago, el cual va asociado a los ancestrales poderes mágicos y a la protección, prosperidad y buena suerte. En este sentido leemos así en el artículo “Festividad Navideña” de “monografías.com”: “La planta de muérdago es el heraldo que anuncia al espíritu de la Navidad. Los ramilletes de muérdago, en forma de coronas, se cuelgan en los marcos de las puertas y ventanas de la casas para beneficiarse de buena suerte”   Si nos damos cuenta, todo tiene un sentido, y siempre es hacia razones y planteamientos ocultistas.   En este caso, al colocar esa planta en la puerta del hogar, se está dando permiso a que el “espíritu de la Navidad” entre en esa casa…y eso no lo saben tantos incautos, que se prestan ignorantemente a ello, en aras de la tradición navideña.   ¡Qué pérfida manera de alentar a propios y a extraños a dar la bienvenida a toda una colección de demonios que acompañarán a esos incautos durante todo el año para causar en ellos las más variadas clases de males!
 
4.- Las posadas y los villancicos
Las posadas, también llamadas jornadas o nueve noches, representan un novenario de celebraciones del 16 al 24 de diciembre. Son nueve días que representan los nueve meses del embarazo de María y su búsqueda por encontrar un lugar para que naciera Jesús. Las posadas en México tuvieron su inicio en el convento de San Agustín Acolman, y se dice que el encargado Fray Diego de Soria, obtuvo durante su estancia en Roma una bula (permiso) del papa Sixto V para celebrar en la Nueva España unas misas llamadas de aguinaldo, que debían efectuarse de l 16 al 24 de diciembre. Al fusionarse las raíces prehispánicas con las europeas, las posadas adquieren un nuevo matiz, donde se organiza una procesión encabezada por las imágenes de María y José mientras se cantan los villancicos al pedir posada ante una puerta cerrada, para posteriormente conseguir el albergue seguido con cánticos para concluir rezando el rosario.  
 
El cantar "villancicos" viene del siglo XIV, de Alemania.   Originalmente, la gente cantaba y bailaba alrededor de una mujer y su bebé en una cama, simbolizando a la madre María y al niño Jesús.   La Palabra de Dios denuncia todas estas cosas diciendo: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina: antes, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme sus concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído, y se volverán a las fábulas" (1a Timoteo 4:3, 4).   Estas son fábulas paganas que han introducido en algo tan sagrado como es el nacimiento del Salvador, pero bien dice el profeta:
"He aquí vosotros confiáis en palabra de mentira..." (Jeremías 7:8) "ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho" (Jeremías 16:19).  
YA ES TIEMPO PUEBLO QUE DESPIERTEN A LA REALIDAD, QUE TODO ESTO ES DE ORIGEN PAGANO Y NO TIENE NADA DE DIVINO "Mas tú, oh hombre de YAHWEH, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, la caridad, la paciencia, la mansedumbre, y aléjate de esto que no está de acuerdo con YAHWEH" (2a Timoteo 2:22)
 
Conclusión:  Los Creyentes debemos volver a la Fiesta de la Dedicación
Para concluir La Navidad es, pues, una fiesta católica y mas que eso pagana, por ello hasta los incrédulos gozan de ella.   Los árboles de Navidad, los troncos, las campanitas, el muérdago, las coronas de acebo, la cena, las lentejuelas y Santa Claus no tienen nada que ver con el nacimiento del Salvador y todas ellas tienen un origen que no es bíblico.   Los comerciantes perpetúan las Navidades, para enriquecerse durante esta época del año, que se basa en el materialismo, en la codicia y en la lujuria de la carne. Vemos como los creyentes critican al catolicismo argumentando que tienen mucho paganismo y adoran ídolos y no saben que hacen igual o peor tratan de sacar la paja del ojo al católico y tienen una viga ellos, ya que de igual manera celebran y comparten lo mismo; me parece que deberían revisar el origen no solo de las fiestas si no de la doctrina que se ha ido enseñando que no ha sido siempre la misma con el correr del tiempo, y a medida que pasa el tiempo se hace mas pluralista y se sale de la verdad.   En definitiva, navidad y año nuevo en diciembre rinden culto al “otro Jesús” y provienen del “otro evangelio” que menciona el apóstol Pablo, por tal razón no las celebramos, ahora antes de concluir surgirán las preguntas como ¿y si mi familia que no conoce esto la celebra que hago? ¿Si en la escuela que hacen festival de navidad piden a mis hijos participar que debo hacer?
 
La Escritura dice: Escogeos hoy a quien sirváis, pero Yo y mi Casa serviremos a Adonaí, Yeshúa dijo: El que no dejare Padre, Madre, hermanos…., sin embargo, somos amonestados a presentar la verdad con amor, si su familia que no es de la fe la celebra y usted es invitado a su cena, solo tenga en mente que NO es navidad, sino solo una cena común como cualquier otra, y que no hay que caer en la corriente del falso espíritu de la navidad, ejemplo, si le dicen Feliz Navidad, usted no responda a lo mismo, ni de gracias por ello, solo diga El Eterno te de Paz. Mas sin embargo haga conciencia del texto novo-testamentario que dice:
No participen en nada de lo que hacen los que no son seguidores del Mesías.   Lo bueno no tiene nada que ver con lo malo.   Tampoco pueden estar juntas la luz y la oscuridad.   Ni puede haber amistad entre El Mesías y el diablo.   El que es seguidor del Mesías no llama hermano al que no lo es.   Nosotros somos el templo del Todopoderoso vivo, y si El Eterno está en nosotros, no tenemos nada que ver con los ídolos. El Eterno mismo dijo: "Viviré con este pueblo y caminaré con ellos.   Yo seré su Todopoderoso y ellos serán mi pueblo".   Por eso, el Señor también dice: "Apártense de ellos.   No toquen nada que yo considere sucio, y yo los aceptaré.   Yo seré su Padre, y ustedes serán mis hijos y mis hijas. Esto lo afirmo yo,   el Eterno El Todopoderoso". (2 Corintios 6:14-18)
Bien dijo el Adon Yeshúa El Mesías, Este pueblo de labios me honra mas su corazón esta lejos de mi, que triste es ver como la cristiandad cada vez mas adopta formas, costumbres y apariencia pagana, se deleita en celebrar fiestas que no están descritas en La Biblia, y olvidan aquellas que están descritas y que incluso fueron celebradas por Yeshúa, y El dijo: EJEMPLO OS HE DADO PARA QUE VOSOTROS TAMBIEN HAGAIS.    En el mes de Diciembre hay una fiesta que tiene que ver con el cumplimiento de la venida del Mesías al mundo y con la consagración de la familia hacia Di-s, esta fiesta se llama La Fiesta de Jánuka, Fiesta de las Luces o Fiesta de la Dedicación.
Celebrábase en Jerusalén la Fiesta de la Dedicación.   Era invierno y Yeshúa andaba en la Casa del Santuario, por el pórtico de Salomón. (Juan 10:22-23)
Yeshúa subio a Jerusalén para esta fiesta, esta fiesta apunto al milagro de la encarnación del Mesías y su primera venida al mundo, a la restauración gloriosa que el efectuaría en su pueblo y es una fiesta que los creyentes no debemos pasar por alto celebrar ya que la familia se re-consagra hacia Di-s al participar del Seder de Jánukah y el dreidel.   (si desea saber sobre la fiesta de Jánukah visite nuestro sitio: www.yeshiva-ajavah-mishpatij.es.tl)
 
 
 
 
 
  Hoy habia 21 visitantes (39 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=