Or Teshuva
  Temas Generales
 
De la Pluma del Moréh:
Estimados Talmidín - Estudiantes:

Fueron muchos los pensamientos que cruzaban en mi cabeza sobre el cristianismo actual contra el cristianismo del siglo I, dos textos sonaban en mi interior luego de que tranquilamente me puse a leerlos y meditarlos, son los descritos en Hechos 16:20-21 y 1 Tesalonicenses 2:14, lo cual me hacia llegar a la siguiente conclusión: “En el principio del cristianismo todos los que se convertían aprendían costumbres judías y venían buscando ser igual a la Iglesia Central ubicada en Judea”, esta conclusión que yo consideraba bíblica chocaba con el pensamiento teológico que se me había inculcado, el cristianismo es ahora la religión de Di-s, ya no el judaísmo, La Iglesia es el Israel actual de Di-s, la nación de Israel ha sido desechada.
 
Esto me llevo a una conclusión: algo paso en la historia, mi madre-abuela siempre que veía que algo nuevo por no decir moderno o mas bien pagano llegaba a la iglesia me decía siempre: “muchacho hay que andar por las sendas antiguas” en referencia al cristianismo del tiempo en el que ella se convirtió, ya que ella veía el cristianismo que nosotros vivíamos muy liberal y hasta mundano, un día en base a esas palabras me hice una pregunta ¿y será que un cristiano mucho mas antiguo que ella si la viera a ella la felicitaría o también le diría: hermana pregunte por las sendas antiguas?   Esto me llevo a una investigación y en ella la gran sorpresa: mi denominación no era más que el resultado del protestantismo nacido por la degradación de la iglesia católica, la única conocida como cristiana desde el 324 hasta 1517, ¿Qué paso? ¿Por qué ella era la única? ¿El protestantismo buscaba restaurar las cosas o solo reformar a la misma iglesia? ¿Mi denominación es catolicismo reformado entonces? Preguntas como esas se incrementaron en mi mente, hasta que luego de investigación, estudio, análisis bíblico, teológico e histórico me entere de cual era la senda antigua: El Judaísmo Bíblico, hecho completo con Yeshúa.
 
En el primer siglo se comenzó a desarrollar una teología totalmente separa de Israel, de la cultura de Di-s revelada en las Escrituras y en cierta manera de los pactos de la promesa hechos a Abraham, Isaac y Jacob, esta fue una de las más grandes tragedias de la iglesia cristiana a lo largo de la historia: El Abandono de sus raíces hebras de la Fe Bíblica, la influencia del Helenismo griego con la llegada de los gentiles al judaísmo como el rechazo hacia las cosas judías trajeron a escena una nueva religión que se auto-llamo: cristianismo, sin embargo la Palabra de Elohim da una profecía que se esta haciendo real en estos días:
 
“…Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restaurare el doble. 
  Porque he entesado para mi a Judáh como arco e hice a Efraín su flecha y despertare a tus hijos, Oh Sión, contra tus hijos, oh Grecia y te pondré como espada de valiente”
   (Zacarías 9:12-13)
 
¿Cual es el mundo interno del pensamiento bíblico? ¿Cual es el trasfondo cultural y religioso de los autores de la Escritura? ¿Entenderemos la Escritura principalmente a través de los ojos del helenismo (pensamiento y cultura griega)?   Ya es tiempo de volver a las raíces hebreas y sacar al espíritu de greco-romano de nuestras congregaciones no solo con oraciones de guerra espiritual sino también restaurando la cultura hebrea la cual es la cultura del Eterno para sus escogidos.    
 
  Hoy habia 17 visitantes (58 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=